amigos de google+

domingo, 14 de septiembre de 2014

Hexagrama 62, Hsiao Kuo, El Pequeño Exceso. La Imagen.


En este hexagrama estamos en un situación que no conocemos, que nunca hemos vivido antes.
La montaña abajo hace referencia a una gran acumulación de experiencias que se han interiorizado, que están en digestión y deben ser asimiladas.
Es un final y sobre ese final se agregan afuera -en el mundo exterior, en el trigrama superior Trueno-, acontecimientos y encuentros que nos perturban porque nos son desconocidos. No sabemos tratar con ellos, nunca antes lo hicimos.
Es algo como ese antiguo dicho popular "A la vejez, viruela"

Se comprende entonces que los sabios que escribieron este libro recomienden volar bajito sin comprometerse demasiado en el mundo exterior y poner la energía en procesar lo acumulado en la Montaña adentro.
Hay un instructivo muy preciso en La Imagen de este hexagrama:

Sobre la montaña está el trueno:
La imagen de La Preponderancia de lo Pequeño.
Así el noble, en su conducta
da preponderancia a la veneración.
En casos de duelo da preponderancia al duelo. 
En sus gastos da preponderancia
a la economía.

La imagen se está refiriendo a la conducta, al cómo hacer para transitar esta situación.

Dar preponderancia a la veneración hace referencia a digerir lo que tiene la montaña usando el trueno arriba, afuera. El trueno es el hijo mayor, el que está a cargo de custodiar el templo de los ancestros que está abajo, adentro, la montaña.
Cuando digerimos una experiencia complenta de comienzo a fin -por ejemplo un matrimonio de veinte años de vida en familia que se ha acabado o una empresa que ha quebrado y estamos desocupados-, necesitamos tiempo para reflexionar sobre ello. Distinguir lo que aún nos sirve de lo que ya no nos sirve y tenemos que eliminar de nuestra vida, revisar ciertos hábitos, maneras de hacer las cosas cotidianas, nuestro lugar en el mundo, la casa, los amigos y vecinos, los compañeros de trabajo, los vínculos familiares. Todo se trastroca en nuestro mundo exterior y eso es el trueno afuera en este hexagrama.
¿Qué es lo importante?, eso que no dejaremos caer de las manos; porque estamos a cargo de nuestra vida y es posible que también estemos a cargo de la vida de otras personas que dependen de nosotros.. Nuestra vida y lo esencial en ella es nuestra responsabilidad y el trueno la hace vacilar. La montaña reverbera con el estampido del trueno.

La imagen es tremendamente apropiada para una situación como esta.



Se refiere al duelo porque el trueno hace vibrar la montaña y todo lo que está a punto de desprenderse en ella se suelta y queda un agujero vacío. Algo que estaba y formaba parte de la montaña ya no está adherida a ella, se ha desprendido. Ya no nos bañaremos más en el mismo río, ya no comeremos más en la misma mesa, ya no festejaremos ese cumpleaños, ya no visitaremos ciertos lugares ni frecuentaremos a ciertas personas.

Con respecto a los gastos hace referencia al uso de nuestros recursos de todo tipo. Energía vital, dinero, bienes, relaciones, autoconfianza, asertividad, medios para ganarse el sustento -trabajo, rentas-, habilidades, dones, conocimiento, experiencia. Todo tipo de recursos.
Te propone ser austero en estos tiempos y hacer muy bien tu contabilidad. Debe y haber, lo que tienes de mucho y lo que tienes de poco se compensan o están desbalanceados y hay que trabajar en ello. Eso es la montaña abajo, con lo que cuentas.
Si no haces bien tu contabilidad antes de moverte y tomar decisiones te espera el fracaso. Porque el trueno en una tormenta de truenos en la montaña, no es un solo trueno. Son muchos truenos y continuados. Mucho de aquello con lo que contabas y dabas por supuesto en tu vida, desaparece.
Entonces la contabilidad debe ser realista porque uno está a cargo de su propia vida y no está para fiestas mientras dure la tormenta y los truenos sigan y sigan.
Acá de nada sirve llorar y lamentarse, aunque puedas tener momentos de debilidad en la intimidad cuando miras para atrás en la montaña abajo, lo que sirve es la actitud frente al mundo arriba del hijo mayor. El hexagrama 51, el trueno.

Este hexagrama 62 tiene una forma que nos recuerda al trigrama K'an, el agua. Es como ese trigrama con sus líneas duplicadas y eso nos dice mucho sobre la situación y cómo enfrentarla. Los remito a las entradas del hexagrama 29 arriba en Hexagramas Dobles. En especial a las entradas de generalidades e imagen.

hexagrama 62

Hay cualidades que son muy útiles en este hexagrama y en esta situación, porque los trigramas que muestran la situación en La Imagen  también tienen cualidades y vínculos que permiten sobrellevarla.

El viento Sun en el trigrama nuclear inferior está soldado a la montaña Ken en el trigrama inferior, juntos forman el hexagrama 53, La Evolución, la necesidad de ir paso a paso y aprender de las costumbres de tu tierra. Porque esta es una situación nueva en nuestra vida, pero no la es en la experiencia de los antiguos, de los que ya han pasado por esto.
Esto es algo que ha sucedido y seguirá sucediendo y esta vez ha tocado nuestro turno. Revisar las experiencias de los que han pasado por esto para extraer enseñanza es muy útil. Cómo lo vivieron, cómo lo resolvieron, cómo se equivocaron o no se equivocaron porque tuvieron exito al transitar esta situación en la que estamos ahora nosotros. Se aprende de los fracasos y de los éxitos, de la experiencia acumulada abajo en la montaña.
La seguna línea del 62 te dice que acudas a la abuela, la que cuenta cómo vivió y superó su propio 62. Porque no se supera sólo con acciones externas, también es necesario hacer cambios interiores, nutrirse de antigua sabiduría. Revisar atrás.

El lago Tui en el trigrama nuclear superior está soldado con el trueno superior. Las virtud del lago es la serenidad y la capacidad de contener el agua para que se quede quieta y nos de un respiro. También es metal y la hoja de la espada del guerrero trueno, que protege al indefenso. Juntos forman el hexagrama 54, donde no se tienen en cuenta metas personales. En esta situación hay que resolver para todos los involucrados.
La quinta línea del 62 habla de un príncipe que dispara y da en el blanco. El blanco es alguien que está dentro de una cueva, alguien que no es visible. Estos son los pretendientes, amigos, parientes o relaciones distantes que antes no se acercaban y ahora lo hacen. Buscan sacarte de la cueva en la montaña con diversas intenciones que habrá que investigar. Cualquiera que sean es una ayuda, porque uno tiene que salir de la cueva donde vivió su antigua vida.

Todo sucede con poca luz en este hexagrama, es un tiempo tormentoso que luego uno recuerda con extrañeza como si le hubiera sucedido a otra persona.

miércoles, 3 de septiembre de 2014

Hexagrama 29, K'an, El Agua. Las líneas del Cielo: 5 y 6


Y ya estamos arriba, acá se consuma la esencia del hexagrama. A estas líneas llegamos al seguir el camino del agua.
En la quinta se mantiene el equilibrio y en la sexta se sobreactúa, se traspasa un límite y se cae en la arrogancia. Se convierte en una caricatura de sí mismo. Más de lo mismo y sin límite.
Vimos en la cuarta línea un sujeto que necesitaba vivir situaciones de riesgo y que a esas aventuras las mantenía en un departamento de su vida al que pocos tenían acceso.
Todo el trigrama superior hace referencia a lo visible por contraposición a lo invisible que está en el trigrama inferior. Por tanto lo que está acá son conductas visibles, esas que muestran una manera de vivir la vida.

La quinta línea es firme, una línea yang fuerte y decidida. Vemos entonces acciones directas dirigidas hacia una meta autoimpuesta. Lo que hace y le sucede es algo que ha elegido, no es accidental. Responde a la idéntica naturaleza de la segunda línea que es interior, responde a su propia naturaleza interior. Agua adentro, agua afuera.

Este vídeo de abajo habla del camino del agua. Esta bolsa llena de agua que camina y tiene consciencia que somos quiere vivir a su modo, al modo del agua. De punta a rabo de su vida , todo lo que se presente. En algún momento sabrá, encontrará aquello que lo identifica más allá de todo. "confiar que en algún momento del futuro los puntos se unirán" como se unen las gotas de agua para hacer un río. Son palabras de Steve Jobs y de Alan Wats, dos hijos de la madre tierra que vinieron a vivir. De lo que se trata en este hexagrama es de vivir.



Esa sensación de urgencia, esa agitación propia del agua bajando por el Barranco es una profesión, un oficio, algo que ya se ha alcanzado, que se ha encontrado. Los puntos ya se han unido, la quinta línea no es inexperta como la segunda. La vida se trata de consumar y seguir, sortear obstáculos y seguir, hay mucho para vivir y el escenario es cambiante, pasa a toda velocidad y queda atrás. No volveré por ese camino. Nada me detendrá, llegar a la meta es el objetivo. Para llegar hay que ser grande y poderoso, arrastrar multitudes. Ser un hombre o una mujer con una individualidad reconocida, exuberante y popular. Porque no se va solo, se va mezclado con otros que también van.

Doy por supuesto que acá se sabe que la meta del río es llegar al mar a fecundarlo  con su propia historia y a desaparecer sin pena alguna. A disolverse. Una historia personal que se une a otras historias y arrastra multitudes. Que cuanta más fuerza traiga la segunda línea mayor será la de la quinta línea. Nacientes poderosas llevan lejos a los ríos de las llanuras. Los hombres no conocemos las nacientes de los ríos de las llanuras donde vivimos, pero están y transforman nuestro mundo aunque no hagamos consciencia de ello. El río es fecundo, arrastra limo, inunda y fertiliza.

Este río de la quinta línea tiene conocimientos, experiencia y es creativo. Llega lleno de semillas. Se ha abierto camino en la vida con sus acciones, es un sujeto que actúa en el mundo con metas autoimpuestas. Cualquiera sea esa meta es dejar una marca, ser un antes y un después. El agua cambia el mundo con su acción, cambia el paisaje a gran escala. Tiene la audacia que hace falta para hacerlo.
Ser agente social de cambio es un riesgo, los medios de que se valga el agua muy bien pueden ser los de Maquiavelo. El agua es un sirviente de la Vida, no del Espíritu. Está ligada a la Madre Tierra, al hexagrama 2, Lo Receptivo,  y a sus metas a largo plazo que son un completo misterio..
Daño colateral es parte del trabajo del agua. No hay bien que por mal no venga es parte del trabajo del agua. Que te roben todo en una de esas tal vez hace que cambies tu vida y se cure tu úlcera. ¿Quién sabe?. Tal vez te salga más barato así que con los tratamientos, operaciones, drogas y malos ratos de tu úlcera. Tal vez salgas ganando de una manera insospechada y termines agradeciendo al ladrón. Lo he visto suceder.

El riesgo es vivir, vivir es un riesgo, vivir es aventurarse en la caída, convertirse en experto en caídas.
Si hay un hexagrama que habla de vivir es este; el que habla de morir es el 30, el fuego.

Lo más paradójico entre los usuarios del I Ching es que teman al 29 y el 30 los deje muy contentos.
El 30 nos dice que seamos dóciles frente a la muerte, la nuestra y la de todo, que lo aceptemos voluntariamente porque es así. Habla de cultivar la docilidad de una vaca que es dócil para ir al matadero, para que le ordeñen su leche. Que aceptemos lo que dice nuestra conciencia, que donde hay vida hay muerte. Este es un planeta lleno de vida y también morirá. Y el Sol morirá, y el universo. Entonces vivamos ahora que estamos vivos, hagamos lo que hay que hacer, vivir.
El 29 dice que seamos fuertes e indóciles frente a la vida, que sobrevivamos en una vida larga llena de aventuras creativas, que no permitamos que nos monten. Que nuestra vida será larga y fecunda porque dejaremos descendencia abundante en nuestras obras si aceptamos el riesgo de vivir. Si aprendemos del agua.

Las líneas yang del hexagrama 29 son la segunda y la quinta del hexagrama Ch'ien, Lo Creativo, las líneas centrales, el dragón terrestre la dos y el dragón celeste la cinco.  Es el Hijo del Medio, del Medio, el hijo del Centro. Agua que camina en una bolsa, con consciencia de sí y del mundo

En esta cultura del I Ching el agua es el maestro por excelencia, el maestro de vida, el agua de vida. ¿Y tememos al hexagrama 29?
Les propongo meditar muy bien todo esto porque significa cambiar el punto de vista y no hay forma en que se pueda hacer una lectura del I Ching si no se cambian muchos puntos de vista erróneos en nuestra cultura.

Desembocadura del Amazonas. NASA.
Con respecto a la línea seis que se extralimita y resulta apresada en la trampa que se fabricó a sí mismo.
Esa línea no aprueba el examen, es tramposa. No es confiable, no es veraz consigo misma y por tanto no tiene veracidad lo que hace. Imita, se copia y se repite, roba la creatividad de otros y la muestra como propia; por eso se extralimita.
Es un fraude y cuando se ha descubierto que es un fraude, que es una mala copia de lo auténtico, se desacredita y en ese estado está rodeado de espinas como un criminal peligroso.
El camino del agua no se puede copiar, surge de la veracidad de un corazón autenticamente fiel a si mismo.

...

Todas las entradas del hexagrama 29 están ordenadas en la página Hexagramas Dobles en la barra superior del blog. Saludos.